videoentrevistas






 

15 años de heavy metal en el Luna Park.
Carajo celebró sus 15 con el documental “Hoy como ayer” y un show en el Luna Park de una propuesta audiovisual inmensa el sábado 19 de noviembre. Hubo varios invitados como algunos que participaron en el disco que acompaña al DVD y familiares del grupo... Leer más.


Peteco Carabajal:
Un grito santiagueño en el barrio del Abasto
Peteco deslumbró en el CAFF con Rienda Suelta, un grupo que integra con sus dos hijos.


Una obra que retrata la vida de Homero Manzi.
"Homero: el color de la sudestada" deslumbró con varias funciones en el Caras y Caretas 2037. Un repaso fundamental por la vida y obra de Manzi


Entrevista a Ojos de Cristal.
Hablamos con esta banda de Merlo que esta dando shows muy cálidos por nuestro país.


   

Compartimos un video que hicimos para pedir justicia por Cromañón y mostrar la postura de los sobrevivientes que pide la inmediata libertad a Callejeros


¡Videos que nos gustan y no tienen nada que ver!
Capusotto muestra cómo se puede alterar tu cuerpo con el exceso de verdura...






 
 

Adrian Berra tocó el jueves 3 de noviembre en el Margarita Xirgú.


Adrian Berra: la burla y el relax

Adrian Berra se presentó en el teatro Margarita Xirgú el jueves 3 de noviembre para despedir el año y meterse de lleno en lo que será su próximo disco de estudio. Un artista que hace culto a la relajación y se burla de lo establecido.

Berra se burla de todo. Le prenden la máquina de humo y simula que estuviese prendiéndose fuego, se burla de esa fantasía que este aparato trataría de generar mostrando a un cantante que esta más allá de nosotros, se burla de ese muro que supone entre el escenario y el público.
Por eso mismo hoy eligió entrar tocando con su acordeón entre las butacas y se burló de los adultos con “Golosinas”.

Se muestra relajado, por momento no emite una sola palabra pero cuando abre la boca no para de hablar.

La banda que lo acompaña te hace flotar por el aire, tiene cada detallecito ensayado para que el oído se vaya acomodando a los brillantes arreglos de guitarra de Matias Pozo, a la creatividad percusiva de Nicolas Soares Netto y al bajo consistente de Rafael Climente.

“Hoy llegué tarde a la prueba de sonido porque choqué, se me cruzó un auto estacionado”, comenta.
En distintos momentos del show presenta tres canciones del disco que empezarán a grabar en enero del año que viene. Suenan muy bien y muestran un avance en lo musical como también en lo lírico.

Rescate emotivo: Berra presentándose en el 2015 en el Auditorio del Fondo

El hall del Teatro Margarita Xirgú se había convertido en feria artesanal y Adrián invita a que se lleven alguno de los productos o se acerquen a un stand para apoyar una causa solidaria en El Impenetrable chaqueño. Tal vez de ahí viene ese clima de intimidad que genera en el público, de esa unión de lazos.

La noche llega a su fin y “Un beso en la nariz” nos va bajando los decibeles, pero “Sigue” nos mete en un trance hermoso que termina en una percusión de palmas contra el pecho y los muslos que genera una energía conmovedora

Para los bises, se junta con Soares Netto y se sientan en uno de los escaloncitos del escenario, cerca de las primeras butacas. Parecen dos compañeritos de jardín que se cruzan por primera vez y no se despegan la mirada mientras entonan una sensible versión de “Príncipe azul” de Eduardo Mateo.



 

David Lebón tocó el jueves 13 de octubre en La Trastienda.


Lebón: Un Ruso que reparte emociones
– Por Mauro Vallejos

David Lebón tocó en La Trastienda el jueves 13 de octubre. Un show cargado de canciones que traspasan los tiempos e invitados de la talla de Pedro Aznar y Eruca Sativa.

David dice que es su gran amigo, que se quieren un montón, que lo ayudó mucho en los momentos más difíciles y que él también trato de ser amable en todas las circunstancias. Ni bien Pedro pone un pié en el escenario el público se sumerge en una ovación imponente, “Esperen que todavía ni toqué”, dice el bajista, pero es que la dupla Lebón-Aznar, Aznar-Lebón, es una de esas que nunca te fallan.

Pero antes de eso pasaron muchas cosas, sonaban canciones como “Esperando nacer”, “Mundo agradable”, la presentación de un rock clásico que estará en un disco próximo a salir y la invitación a la armoniquista Natacha Seara para hacer “Copado por el diablo”

De abajo le gritan “¿Tenes que tocar mas seguido, Ruso!” y el se ríe y contesta “Es difícil a los 64 años, después de todo lo que consumís, estar  mas o menos flaco y bien de la cabeza”.

“El Ruso” tiene un manejo del escenario impecable. Le traen unas tumbadoras y humorea, “voy a hacer percusión con el pitulín”, para seguir con “En la vereda del sol”.

Mas tarde, un set acústico nos estremece el corazón con canciones como “Parado en medio de la vida”, “Nos veremos otra vez” y “San Francisco y el Lobo”

“Voy a invitar a unas amigas, en realidad a dos amigas y un amigo”, para dar paso a Eruca Sativa que se apropian del escenario para hacer una versión pulenta de “Despiértate nena” en donde Lula Bertoldi intercambia solos con el anfitrión de la noche.

Luego, el momento mencionado, la ovación a Pedro Aznar que mueve sus dedos en el bajo como las mismas arañas que lo cuidan en “Casas de arañas”.
Luego, Aznar dice, “Por qué no le contas a la gente a qué edad compusiste esta joyita?”, para dar inicio al clima tétrico de “Noche de perros”, una canción que Lebón compuso cuando tenía sólo 18 años.

Cuando se baja el invitado, “Seminare” mantiene esa emotividad en el ambiente y, para el cierre, la festiva “Sueltate Rock And Roll” de Polífemo.

El Ruso se desliza sobre el mástil como nunca, “Ustedes aplauden como si fuese la primera vez y estas canciones son más viejas que yo”.
El brillo en sus ojos dice que sigue teniendo las mismas ganas de tocar rock and roll.


Foto publicada en la página web de La Trastienda


 

Científicos del Palo tocó en el Teatro Picadero el jueves 18 de agosto.


Científicos, no siempre al palo
– Por Mauro Vallejos

El trío de rock marplatense se presentó en el Teatro Picadero para ofrecer una versión acústica de sus canciones. Un cuarteto de cuerdas los acompañó y la presencia de Liliana Herrero lo hizo un show inolvidable

"Los pichoncitos de la oligarquía/ duermen sabiendo que algún día/ serán los dueños de una gran porción,/ de un pedazo de esta nación" Científicos baja los decibeles pero no pierde lo contestatario. Tampoco su calidad musical, hasta los funkys más rabiosos son versionados impecablemente con un cuarteto de cuerdas de fondo. Pasan "Tarde" y "Dos"

Las puteadas tampoco se ausentan, ese hermoso y original diálogo que existe entre la banda y su público: "!Aprendé a cantar!", “Largá el fernet, ¡borracho!”

Pero cuando Liliana Herrero se sube a cantar esa  “Zamba en braile” pareciese que  el tiempo se detiene. Humorea comentando “No se por qué me invitan a cantar zambas, si yo se cantar rock and roll”, dice que no se aprendió la letra pero cuando canta su voz traspasa las paredes del teatro. Un deslumbrante manejo de la situación, desde cuando festeja un arreglo de guitarra hasta cuando se confunde y pide que se vuelva a repetir la estrofa hasta incendiarnos a todos, hasta convertirnos en un mar de emoción cuando entona a los gritos esa hermosa frase de que “Aunque tu envase se haya vencido,/ vos te quedas conmigo”.

Esta toda la familia de Pepo, pero no presente en el lugar, esta toda su familia en las canciones, esta su hijo en "Todo", su hija en "Prólogo". También sus amigos de la infancia como José Teixedo, de Amores Tangos, que anteriormente se subía con el bandoneón en “El dormijito”.

Sebastián es un animal creativo de la percusión, activa bases rítmicas desde una computadora y lo cargan diciendo que esta revisando el homebanking. Y Popete es ese tipo al que todos adoran por sus líneas de bajo y por su forma de ser hasta ser ovacionado con el clásico “Popete se la come/ Popete se la come”

Para el final suenan “Civilización y barbarie”, “Cierra el almacen”, “Los gomías” y “Mantenerse en el camino”

Los Científicos tienen razón: tarde o temprano tu bondi llega a destino.



Fotos gentileza de Joaquín Altamiranda


  Pablo Dacal tocó el jueves 8 de septiembre en el Margarita Xirgú


Dacal y una década cantada en el Xirgú
– Por Mauro Vallejos
Pablo Dacal celebró una década cantada en el Teatro Margarita Xirgú con montones de invitados el jueves 8 de septiembre.

La década cantada de Pablo Dacal es un viaje hacia poesías de todos sus tiempos y ritmos musicales que recorren el mundo. El final del show lo encuentra entre el público entonando a capella “El corazón es el lugar”. Se lo ve sereno, como después del huracán que lo llevó a compartir escenario con una banda numerosa e invitados de la talla de Pablo Grinjot en los teclados y Daniel Melingo en el clarinete.

Pero el clima no es el de un recital normal, cuando entramos al teatro sólo hay sillas en su periferia y en el medio del salón hay montones de niños corriendo con sus zapatillas de luces, jugando a las escondidas, saltando por ahí. Dacal por momentos les habla como si fuesen adultos y los niños lo miran compenetrados, luego siguen jugueteando.

También hubo momentos de paz, como cuando musicalizó “Nada en la televisión” de Pipo Lernoud sólo en el escenario y acompañó con sus maracas “Vuela el Pez”, esa bachata dedicada a su hija Eva.

El inicio del show es con “No podrás matarme”, donde incentivo a que todos ocupen el centro del salón para bailar continuando con “El tren de la canción”, “Volveremos” y “Ella ya esta en la playa”.

Los invitados desfilan con grandeza y cada uno se acopla perfecto, desde Ulises Conti en los teclados pasando por Manuel Oniz en la voz hasta Milo Moya en el bit box.

El show esta rodeado de emociones, son muchas las personas que se acercaron al Xirgú y Pablo insiste en que a la gran mayoría hace 10 años que les ve la cara. Esa relación sentimental-temporal será lo que le fluye por el cuerpo cuando corre por el escenario y se tira al suelo con su traje blanco y su remera rosa, cuando cierra los ojos y entona cada canción haciendo que todos esos años de música hayan tenido sentido.


  Cinema Verité homenajeó a Serú Giran el sábado 27 de agosto


Cinema Verité, un homenaje impecable a Serú Giran –
Por Mauro Vallejos
Cinema Verité se presentó en el teatro Caras y Caretas 2037 para rememorar las melodías compuestas por aquel seleccionado deslumbrante de músicos llamado Serú Giran.

Tal vez, sea la era de las reversiones, tal vez estemos necesitados de volver a oír aquellas melodías que nos cruzaron el cuerpo y nos quebraron la voz. Si todo esto es así, Cinema Verité tiene la precisión para tocar en la médula de esos clásicos inolvidables, ese sintetizador de “Peperina”, esa base rítmica indescifrable en “Autos jets aviones, barcos”, ese “naranana” que corea en “Noche de perros”.

El show arranca con “No llores por mi, Argentina” y el viaje a las entrañas de Serú Giran da su inicio. La tarea del baterista, que es simular lo que Oscar Moro hacía con sus palillos, es realizada con grandeza.

En medio del show se toman un intermedio de algunos minutos para descansar y de fondo pasan audios de entrevistas. Una donde Moro explica que el nombre del grupo se les ocurrió a Charly y Lebón luego de un viaje a Buzios donde inventaron un dialecto de donde salieron otras palabras como “Lumineida” y “Eiti-Leda”. También otra donde García comenta que “se supone que el arte es más grande que la vida” y explica su manera de crear historias a la hora de componer.

A la vuelta, la canción que da nombre a la banda nos destroza el corazón seguida de “Perro Andaluz”, “Popotito”, “Cuánto tiempo más llevará” y “Seminare” con Eve Aznar en la voz.

Para el cierre del show amagan una despedida con “Canción de Hollywood” y, luego del pedido de bises, el escenario se prende fuego con la mística de “Eiti-Leda”

Si no sos amigo de los tributos, Cinema Verité es una banda para cambiar esa perspectiva.


  Cuatro Pesos y Once Tiros tocaron en Palermo Club.


Cruzando el charco a los saltos
– Por Mauro Vallejos
Los uruguayos de Cuatro Pesos de Propina y Once Tiros agotaron un Palermo Club que se anunció una semana antes del show. Manual de instrucciones para cruzar el charco a los saltos.

Una ronda de pogo inmensa se abre ni bien la cabellera enrulada de Pablo “El Negro” Silvera se asoma al escenario gritando “Tamo’ todos los que somo’, somo’ todos los que estamo’” de “Aventuras y Proezas ”, a esta le siguen “Bisturí”, “Que no decaiga” y “Kamikaze”. Los Once Tiros están en la casa.

Hacía mucho tiempo que el under no vivía un recital tan al palo, es uno de los pocos lugares donde se ve saltar a casi todos los presentes, la banda deja todo sobre las tablas.

Sube de invitado alguien que viene rugiendo en la escena independiente de hace varios años: Pantera, cantante de De La Gran Piñata, saca sus garras en “Nos dijimos todo”.

La gente alienta con cánticos, revolea banderas y transpira la camiseta como si afuera no hubiese uno de los días más fríos de todo el invierno y como si mañana no hubiese que ir a laburar.

Para el final dejan el escenario bien calentito con canciones como “Tu postura” y “El Globo”.

Aunque parezca mentira este Palermo Club que rebalsa de gente se organizó en menos de una semana, ninguna de las dos bandas tenía pensado pasar por Capital en esta gira pero al suspenderse una fecha programada para San Fernando decidieron improvisar ésta que terminó con las entradas agotadas.

Pero todavía quedaba un golpe más de energía, otro grupo que te pone a saltar a todo lo que da como son los 4 Pesos de Propina. Que se subieron al escenario y empezaron tocando una intro medio reggae para después hacer lo que mejor saben, Ska. La gente eufórica agitaba con canciones como “Sacamela (basta)” y “No habrá forma del dolor”.

Los Pesos, a diferencia de Los Tiros, generan más clima entre canción y canción, por eso hubo tiempo para bajar la adrenalina con “Glu glu glu” y “Mi revolución”.

Mas tarde el percusionista Gastón Pepe se manda al frente del escenario para rapear en una base hip-hop un pedacito de “Tranzan” de Intoxicados y engancharla con “La Balacera”, donde algunos músicos de la otra banda se sumaron a participar.
Luego un pedacito de “El Globo” se engancho con “Hoy sopa hoy”.

Para el final dejan “Sontalverkapolka” y “Esa mezcla de placer y dolor”. Luego el cantante Diego Rossberg se cuelga la guitarra y el guitarrista Gastón Puentes pasa al centro de la escena para tocar la tuba, una trompeta casi tan grande como su cuerpo. Lo que sigue es ¿el momento más mágico de la noche? El momento más mágico del año, diría: Un enganchado de varias canciones propias que arranca con “Maldita Ciudad” y pasa por el ska, la música celta, la italiana, el reggae y que pareciese no terminar hasta que crucemos el charco a los saltos.

4 Pesos de Propina va a estar tocando el 17 septiembre en Vorterix con La Tabaré mientras que Once Tiros espera presentar un disco nuevo a fin de año.



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



  Cobertura del show de Etiqueta


Etiqueta en Uniclub

La banda de Villa Jardín se presentó en el recinto del Abasto para dar un show cálido y lleno de clásicos.

Intentó Fallido calentó el escenario con varios covers del rock nacional que dejaron al público bien arriba. Terminado el show charlamos con Diego Batz, animación, coro y huiro de la banda, “vivimos una noche para no olvidar. Agradecemos a la gente de Uniclub por tratarnos muy bien, ya queremos volver a soñar en este lugar”. También aprovechamos para hacer el ping pong de preguntas y respuestas que nos caracteriza.

¿La banda ideal que integrantes tendría?
Nos elegimos a nosotros por el hecho del esfuerzo que cada uno pone, por mérito somos nuestra banda ideal.
¿Primer recital al que fuiste?
Mi primer recital fue Los Redondos en Racing
¿Mejor Recital de tu vida?
Fue el que vivimos recién junto a Etiqueta
¿El disco que más escuchaste?
“La Esquina del Infinito” de La Renga

Luego llegó el turno de Etiqueta y el público ardió con los clásicos de siempre. La banda se mostró afianzada en un clima muy cálido. Sonaron, entre otros, “Hoy ya no estan”, “Perdon mama”, “Un futuro mejor”, “Hoy me quedo acá” y “Mi amigo Pedro”
Con 18 años de trayectoria las canciones están más vivas que nunca y el cierre fue con una declaración de principios: “Y Continuar”.

Mas tarde hablamos con Tachi, su cantante, que nos contó que el show lo vivieron con toda la energía. Le preguntamos por su relación con El Pela, fallecido cantante de Agua Loca, “Nosotros al Pelado, y yo en particular, le agradecemos todo lo que nos dio. Se que el siempre aceptó todo nuestro de corazón, compartimos mucho y estuvimos con el hasta el último día, éramos pocos pero estábamos ahí”.

¿Cuál fue el Primer recital al que fuiste?
Vox Dei en Arpegios
¿Mejor Recital de tu vida?
U2 en Argentina
¿El disco que más escuchaste?
“El Arbol  de Joshua” de U2

Hace ya algunos años que el rock barrial viene pisando fuerte y la cantidad de gente que copó el Uniclub con Etiqueta el sábado pasado lo demuestra.


 

Rada: tango, milonga y candombe en el Tasso.


Tangueando con el Negro Rada
– Por Mauro Vallejos

Rubén Rada se presentó con un show en el que versionó tangos, milongas y candombes en el Torquato Tasso.

Cuando Rada se sienta sobre el cajón peruano y empieza a cantar con esa voz tan personal se te pone la piel de gallina, un pedazo de historia de la música rioplatense esta enfrente tuyo.
Se burla diciendo que, debido a sus 73 años, necesita una hoja para leer las letras de las canciones pero con sólo golpear sus yemas  contra el cajón demuestra una entereza increíble.
Le pone su toque candombero a todo lo que hace, abre con “El choclo” de Villoldo, Discépolo y Catán, “Dos Gardenias” de Antonio Machín, “Tomo y Obligo” de Gardel, y Los ejes de mi carreta” de Yupanky enganchado con algo de Zitarrosa.

En el medio presenta a Hipólito Pintos que se encargará de contar algunos fragmentos de la historia de la música. Rada dice que el tango se nutrió del bolero y que los músicos argentinos tendrían que grabar discos de tango para que pase lo mismo que ocurrió con Luis Miguel y la popularización de la música mexicana.
Suenan “Cuesta abajo” y “Anclao en París” que sirven de excusa para que Hipólito cuente sobre las andanzas de Gardel y Lepera en el exterior.

Al final el show se pone mucho más festivo, Rubén demuestra su carisma intacto al hacer parar a todos los presentes e invitarlos a acompañar con diversos juegos rítmicos, desde las palmas marcando la clave del candombe hasta las voces de un corito de murga uruguaya.
La banda se aplica bien a cualquier estilo musical, hacen “Ayer te vi” y de ahí en adelante el Negro se come el show improvisando canciones de la galera y poniendo en éxtasis total al público.

Lo mágico del Torquato Tasso es que los músicos para subir al escenario tienen que pasar si o si caminando entre las mesas. Rada demuestra una humildad gigante porque, con el local repleto, se saca fotos y saluda a cada uno que se le acerca. En ningún momento se muestra apurado o con ganas de escapar, todo lo contrario: sonríe, posa con alegría y muchas veces se queda charlando sobre algún artista uruguayo que le recomiendan y lo enlaza con otra de sus tantas anécdotas.

El compás en la sangre, la música en el corazón, el Negro es un héroe del ritmo, un valuarte de la canción latinoamericana.



 

Crónica del show de Fito.


Fito Páez celebró 30 años de “Giros” en el Teatro Gran Rivadavia
– Por Mauro Vallejos

El músico rosarino hizo dos funciones con el teatro repleto. En el barrio de Floresta los presentes escucharon también otras canciones y disfrutaron de los coros de Fabiana Cantilo.

Fito siempre fue sinónimo de música popular y cuando el show en el Gran Rivadavia termina con todos los presentes cantando a capela “Y dale alegría a mi corazón” esa idea se afianza aún más.
Antes de eso el cantante chicaneaba con “a ver si los telefonitos sirven para algo” e invitaba a la iluminación masiva (que antes se acompañaba con encendedores) de “Brillante sobre el mic”.

Pero, además de la masividad, Páez tiene la posibilidad de denunciar en sus letras y, en una clara demostración de principios, el show lo abre con “La casa desaparecida”. Luego sigue con los 9 temas que sirvieron de excusa para este show, los 30 años de Giros.

En el quinto tema, “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, sube “la porteña” Fabiana Cantilo que acompañará durante el show en varios coros.

Todos los temas transcurren uno detrás del otro con el mismo orden que en el disco. Es un placer poder apreciarlo en vivo de esta manera.

Cuando Giros se termina “Rock and roll Revolution” y “Yo te amo” nos traen a la actualidad de sus composiciones y luego “La rueda mágica” emociona hasta al más rudo y “Naturaleza sangre” incita a que todos se paren y salten un poquito.

Luego Cantilo queda sola en el escenario y se lleva todos los aplausos cantando “Payaso”. Cuando Fito vuelve hacen un pedacito de “Funky” de Charly, e “Instant-Táneas”.

Rescate emotivo de un show en el Luna por el 2010

En “A las piedras de Belén” se descarga golpeando un redoblante y en “Al costado del camino” homenajea a Nebbia, a García y a Spinetta.

El público queda con mucha energía y “Ciudad de pobres corazones” los conforma con una buena dosis de rock.

Giros fue un disco que marcó muchísimo la música popular así como la carrera de Paez que pareciese renovarse en cada show y canta las canciones como si estuviese en 1986.


Rescate emotivo: Foto de un Luna Park de Fito por el 2010


 

Crónica del show en Inboccalupo


Sofía Viola deslumbró con su Combo Ají en Inbocaluppo
– Por Mauro Vallejos
La artista proveniente de la zona sur de Buenos Aires se presentó en el Espacio Inbocaluppo. De Remedios de Escalada a la zona norte en un viaje de música y sabor.

Sofía Viola respira under porteño, camina entre los presentes como una más pero apenas se sube al escenario y canta “El diablo en el paraíso” de Violeta Parra, demuestra que su voz va a dar que hablar muchísimo en la escena musical.
Sigue sola con su guitarra mientras hace “Con Gaspar al mar”, “Ser tu perro” y “Navidad, donde revive lo ocurrido en cada 25 de diciembre con un tinte humorístico muy personal.
Luego, sube su banda, El Combo Ají, y todos se sumergen en “La noche deja el pañal”, un blues denso y fantástico donde la cantante quiebra la voz y la guitarra de Ezequiel Borra acompaña con las notas justas para generar el clima necesario.
Sofía es carismática e insiste en que todos los presentes se tienen que parar a bailar y bromea “El flyer del evento decía que iba a haber parranda, por lo tanto si ustedes no bailan me estarían estafando”
Pide que se apaguen las luces y cuando las vuelven a prender están todos con unas máscaras tejidas que son una especie de pasamontañas muy usual en los festejos del norte argentino y tocan “Stracqualursi”, una de las canciones con más energía.

El “Pollo” Viola le agrega sonidos muy creativos a cada tema con su trompeta, trombón y flugelhorn.
Así como Manal alguna vez pintó una postal de la realidad argentina con “Avellaneda Blues” o Luca Prodan describía las calles en “Mañana en el Abasto”, Sofía Viola recrea a la perfección un viaje en tren en la canción “Pancho en Constitución”, una de las que más delinean la realidad.

El Combo Ají esta compuesto por músicos fascinantes como Juan Emilio Telechea en bajo y Nicolas Echeverría en la batería, que pasan por la Bossa Nova pero también por el Soul, y la presencia del tecladista Leoni Zumbo le agrega la pizca necesaria para hacer también ritmos andinos y mucha cumbia como en “itavyraiaicha”. Canciones como “Caca en la cabeza” rapean sobre concientizar acerca de nuestra alimentación cotidiana.
El concierto dio un giro inesperado y Viola consigue lo que tanto anhelaba: otra noche de parranda.
Los presentes se entrelazan en el baile de la cumbia colombiana y el Inbocaluppo parece una bailanta del sur de Buenos Aires, de esos pagos que Sofía conoce y lleva consigo en cada concierto.


  Children's Corner en el Caras y Caretas


Para los más chicos: Children´s Corner, el indie infantil
– Por Mauro Vallejos
El domingo 31 de julio se presentó Children´s Corner en el Caras y Caretas de la calle Sarmiento al 2037. Música para los más chicos.

Desde nuestra página web tratamos de difundir no sólo los eventos de las bandas que escuchamos sino también opciones para que, desde nuestros gustos musicales, podamos llevar a los más chicos a ver buenos espectáculos.
En este caso el domingo 31 de julio fuimos a cubrir el show de Children´s Corner en un teatro alucinante como es el Caras y Caretas 2037.

La banda, que hoy dia se encuentra presentando su espectáculo “La princesa flotante y otras canciones”, se presenta como un show indie infantil.
Integrada por grandes músicos se pasea por diversos estilos musicales, historias y poemas.

El show esta encarado para un público menor a los 10 años pero los grandes tienen la posibilidad de fascinarse con la calidad de músicos que integran la banda.
Las historias relatan sobre un gusanito que trepa un jardín luminoso o magia en laberintos circulares con princesas flotantes y enamoradizas.
Hay canciones que hablan de monstruos, donde el rock se hace presente, pero también hay algo de ska, de reggae o de simplemente canciones.
La banda esta integrada por Laura Crespi en guitarras y voces, Conce Soares en la Percusión, Mauro Conde en la guitarra, Nico Diab en el bajo y Facundo Diab en piano.
El sonido del show fue muy preciso como nos tiene acostumbrados este gran teatro.


 

Crónica del show de Ezequiel Borra en Inboccalupo


Ezequiel Borra y la música despreocupada
– Por Mauro Vallejos
El cantautor se presento en el Espacio Inboccaluppo del barrio de Belgrano el sábado 16 de julio para arrancar un ciclo de otros dos recitales que dará en el mes de agosto.

Ezequiel entra caminando en cuclillas por entre medio de todos los presentes. En su andar toca una mbira y va cantando una melodía que luego invitará a que todos la entonen a viva voz.
Inbocaluppo es como una casa muy grande y el escenario esta en medio de lo que sería el comedor de la misma, alrededor hay sillas, mesas y gente sentada en el suelo.

Borra se cuelga la criolla y empieza cantando “Proyección”, “La felicidad torcida” y “Casike”.
El primer invitado de la noche no se hace esperar, pasa Adrian Berra esquivando personas entre el público y se cuelga la guitarra para que toquen los dos juntos “Mi negra rubia”, canción de su autoría, y “Corazón en la trinchera”.
Luego pasa JP Lazo, “el duende psicodélico del tango”, para hacernos volar con las melodías de su guitarra en “Lloro como una mujer”, de Aguilar y Flores (cantada por Julio Sosa), y “Atenti, pebeta”, de Ortiz y Flores (cantada por De Angelis).

Foto por Sofía Gonzales


Luego se sumaron dos músicos que tenían el groove incrustado en la piel. Nicolas Echeverría, en percusión, y Juan Emilio Telechea, en bajo. Tocaron “Lo Peor”, “Hola, ¿cómo te va?” y “Blues de la guitarra”.

En ese momento el concierto se fue para el costado más fiestero de la noche gracias a la variedad percusiva de “El Pulpo” Echeverría que no paraba de sacar instrumentos e improvisar bases sumamente creativas. También Borra se lució con varios solos de guitarra de lo más versátiles y “El León” Telechea le puso las líneas de bajo indicadas con un sonido maravilloso.

Para el final la banda se despidió con “El anti-hit” y “Ese que se yo” coronando un show de mucha intimidad y buena música.

Ezequiel Borra se estará presentando en Inbocaluppo el 6 y 20 de agosto.


  Crónica del show Poseidotica y Morbo y Mambo.


¡Instrumental o muerte!
– Por Mauro Vallejos
Poseidótica y Morbo y Mambo tocaron por primera vez juntos en Niceto el viernes 15 de julio para brindar recitales de alto profesionalismo musical.

Morbo y Mambo te pasea por montones de estados con una variedad sonora impecable. Por momentos hacen dub, luego pasan por el rock, algo de funk y disco y para el cierre un trance muy largo de algo más electrónico.
La gente se envuelve en un clima de extrema musicalidad, Niceto revienta de seguidores y de energía.
Tanto la trompeta como el trombón tocan con una sutileza impecable, son pocas las bandas que logran un sonido completamente nítido y esta es una de ellas.
Los efectos de luces hacen lo suyo: montones de rayos verdes, rojos, amarillos y violetas contornean las siluetas de los músicos que demuestran estar disfrutando de ese momento.
Los marplatenses se despiden con “4-4-2” no sin antes agradecerle a los presentes y humorear con una canción a la que llamarán “Panamá papers”.

Luego de un intervalo en donde se escucharon algunos vinilos Poseidótica subió al escenario con toda la potencia de su último disco “El dilema del orígen”. A las dos guitarras, bajo y batería las acompañan unas visuales en pantalla gigante que muestran animaciones preparadas especialmente para ellos.

“Vamos a hacer un tema de “Crónicas del futuro” que se llama “La Resistencia”, viene bien por estos días”, comenta su bajista Martín Rodriguez.
A este le sigue “Hidrofobia” y aprovechan para comentar que hace rato tenían ganas de tocar junto a Morbo y Mambo y que muy probablemente se vuelva a repetir.
La devastación de riff sigue con “Viaje de agua”.

Marina Fages es invitada a cantar “Dibujo de rayo”, de su autoría, y un cover

Para el final la banda se despidió al palo con “El dilema del orígen”.

Este año los Poseidotica festejan 15 años y en agosto se van a estar presentando en un festival en el Teatro Flores.

Lo vivido en Niceto deja en claro que estas dos bandas son de los principales estandartes para un rock independiente con creatividad y profesionalismo. ¡Instrumental o muerte!



  Ciudad Baigón en el Galpón B


Orquesta Típica Ciudad Baigón en el Galpón B

La orquesta que hace alusión a una canción del Indio Solari se presentó el pasado viernes 8 de julio en el Galpón B de la calle Cochabamba. Crónica del show.

Un tinte dramático y oscuro envuelve al galpón. En esa energía fluyen tangos jóvenes por intérpretes inquietos.
Ponderan calidad y un presente musical distinto: nostálgico pero lo supera la innovación de 11 formados músicos y un cantor que confluyen en un estilo propio.
Ciudad Baigón demuestra en cada compás que están a la altura de hacer cualquier versión de Patricio Rey  como también pintar las realidades argentinas de hoy en día a través de sus propias canciones.

Una cuidada dirección de Hernán Cabrera, que sabe aggiornar los nuevos intereses de los jóvenes con el sabor amargo del tango y el húmedo perfume de una fría noche de invierno. Supieron comulgar un grupo de Teatro compuesto por actores del Borda y seguidores de la orquesta Ciudad Baigon y Cambio de Frente.

El cierre se da con "Milonga Oscura" y "Una manera difícil de imitar a un gallo", una letra que el Indio Solari escribió puntualmente para que sumen a su último disco.

Solidaridad, talento e innovación fueron los pilares de una gran noche

Susana Adorante


  Científicos del Palo en La Trastienda.


Científicos Del Palo en La Trastienda
– Por Mauro Vallejos.
El trío marplatense se presentó por segunda vez en el local ubicado en San Telmo con algunos amigos invitados y una lista extensa.

El telón esta por abrirse y el público empieza con el clásico cántico a la banda: “¡Hi-jos de puta! ¡Hi-jos de puta! ¡Hi-jos de puta!”. Los Científicos salen a escena cantando “Vamo' a hacer escuelas con hueso de oligarca,/ vamo' a tapizar con su piel esas aulas” de “El cura, el militar y el dueño de las vacas”.
Luego suenan los primeros cinco temas de su disco “La Histeria Argentina”: “La Revolución del Mayo”, “El abogado” que habla sobre Belgrano, “El Masón”, sobre San Martin, “Los padres de los pobres” y “El restaurador”, sobre Rosas.

La gente le demuestra su amor al bajista Carlos Andere con un cálido “Popete se la come/ Popete se la come!”

El pogo se desata fuerte en un enganchado entre “Yo soy” y “Los Gomìas” (“la razón de mi estadía/ en esta mierda que hemos dado en llamar/ la vida”) con el sonido infernal de la guitarra de “Pepo” San Martín y la base demoledora de “Sebastían Quintanilla en batería.

El primer invitado de la noche es Manuel Quieto de La Mancha de Rolando que sube a tocar y cantar “Mantenerse en el camino” (Canción que en el disco esta Pablo Pino de Cielo Razzo), también lo invitan a Luciano Farelli, cantante de Parteplaneta, para “Taxi Driver”

Más tarde hicieron “Ceilàn”, un tema nuevo que fue agregado a la reedición de su disco “Gorilophrenia” y que, en clave punkie, relata la situación política actual y la relaciona con un escrito de Enrique Santos Discépolo, Querías un amo rubio que hablara como un bacán, ya te estabas cansando no había "té de Ceilán"”.

El final llegó con “El Retorno del Estado” y “Somos el enemigo”, dos canciones que, por su contenido político, se tornaron muy emotivas, y el violento “Until the Victory, Chango” le dio el cierre de oro a otra Trastienda.
Hace poco anunciaron que ya están grabando su nuevo disco, “Justicialista”, que ambiciona a ser triple y se relaciona con el famoso “Sandinista” de The Clash.

cinetificos palo


Mas coberturas en "Recitales Pasados"
aima triple salida emergencia